mañana / víctor m. alonso / mayo, 2017/

mañana,
dónde estaré mañana,
dónde estará esta sangre
que esculpe el infinito,
las huellas que han dejado
los pasos en el aire;
mañana:
dónde y cuándo mañana
si mi interior desaparece:
se enhebra, transparente, y se unifica
al éter clandestino del silencio

víctor m. alonso /mayo/2017/

a free translation
tomorrow
where will I be tomorrow?
where will this blood
that sculpts the infinite,
the traces they have left
the steps in the air;
tomorrow:
where and when tomorrow
if my interior disappears:
Is threaded, transparent, and unites
to the clandestine ether of the silence

Advertisements
Posted in Ensoñaciones, Fotografía, Mis fotografías, Mis poemas | Leave a comment

En torno a ‘Cien Años de Soledad’ de Gabriel García Márquez (por víctor m. alonso)

“Las obras maestras son como el amor. Hay historias de nuestro pasado que con el transcurso de los años y de su ausencia se enriquecen en la memoria y en los laberintos de la nostalgia y las hay insignificantes: amores que en el momento mismo en que acaban nos hacen ser conscientes de que pasarán sin pena ni gloria a través de los vericuetos de los años, como si de una mala novela se tratara.”

Han sido muchas las lecturas que he hecho de Cien Años de Soledad a lo largo de mi vida. Tal vez sea por ello que he querido empezar este 2012 recién estrenado impregnando mis sentidos con la delicadeza de este texto insuperable, y me he vuelto a embarcar en la maravillosa aventura que es siempre releer esta novela.

Desde joven, la literatura de García Márquez tuvo para mí un encanto irresistible, y con el tiempo, lectura tras lectura, la grandeza de su narrativa me ha marcado. Sus páginas expelen una especie de hechizo que embauca y abstrae del ruido mundano. Para dimensionar su obra de una manera justa me ha sido necesario visionarla de manera repetida y recurrente, prolongada a lo largo de la línea cronológica de mi vida.

Una especie de simbiosis, un juego de equivalencias, se ha establecido entre mi propia existencia y la vida de la novela. Un encuentro intelectual y embaucador que consigue que la visión de las circunstancias, factores y componentes novelísticos sean diferentes hoy, aun siendo en sí las mismas que eran 30 años atrás, en la primera lectura.

Como toda obra maestra, este libro se engrandece merced a su añejamiento, a la habilidad de aportarnos algo más cada vez que lo leemos, a su evolución paralela, confidente y cómplice con el lector y la vida de éste. No se trata sólo de que el punto de vista del que lee haga el texto más rico; es el texto por sí y en sí mismo el que se enriquece con el paso del tiempo.

Es indudable que las palabras del narrador siguen representando la misma sucesión de letras e idéntica ecuación creativa, pero el efecto que provocan en quien las lee es muy distinto con el transcurrir de los años. Algún secreto hay que hace que las mismas palabras y una idéntica configuración provoquen ese sentimiento que evoluciona y crece. No cambia el autor, como en el caso Pierre Menard, es su vástago quien lo hace.

Aun cuando la novela permanece en el estante, entre lectura y lectura, ésta va madurando, de igual manera y de modo paralelo a como envejece la vida del lector. Sufre los desaires vitales, recibe las marcas que el destino y la cronología causan y se favorece de la dulzura de los buenos momentos de la vida. El paso de los años hace que las tribulaciones y alegrías de los personajes no sean ya las mismas; así, Úrsula Iguarán o el bueno del Coronel Aureliano Buendía han caminado conmigo, en mí, y han padecido los mismos reveses y disfrutado similares alegrías que quien esto suscribe ha vivido desde la última lectura del libro. Incluso las aventuras nunca bien desveladas que José Arcadio vivió tras su partida de Macondo con los gitanos son ahora diferentes, como distinta es la locura de José Arcadio padre, mientras rumia su soledad a la sombra y albergue del castaño.

De igual manera ocurre con todas las artes. El trazo de un genio de la pintura o el movimiento de un maestro de la música será siempre distinto a la luz de los años, tendrá nuevos matices, motas distintas que se desvelan. Ese es uno de los principales factores que distingue lo bueno, aquello que marca lo inmortal frente a lo que no existe.

Las obras maestras son como el amor. Hay historias de nuestro pasado que con el transcurso de los años y de su ausencia se enriquecen en la memoria y en los laberintos de la nostalgia y las hay insignificantes: amores que en el momento mismo en que acaban nos hacen ser conscientes de que pasarán sin pena ni gloria a través de los vericuetos de los años, como si de una mala novela se tratara.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD es un amor de los que se quedan, eterno y verdadero.

victor m alonso – 03/01/2012

Posted in Literatura, Literatura sudamericana, Mis notas y artículos | Leave a comment

EN LAS MOLÉCULAS DEL TIEMPO Y LA DISTANCIA ~ víctor m. alonso

Cada vez que se pone el sol
y la luna se intuye
en la estridente claridad del infinito,
sucede que el enigma de tu voz
transforma los cuerpos celestes
y el cielo se desboca con locura;
Es La esperanza
que el aliento lejano de tu voz
graba con fuego en mi alma;
porque yo sé,
Amor,
que cada vez que yo hablo de ti en mis silencios,
siempre que pienso en ti
y en los sonidos que te envuelven,
el universo se renueva
y es distinto (mejor),
loco de esta pasión
con la que el torrente imparable de mi sangre
dibuja en las moléculas del tiempo y la distancia.

a translation…

IN THE MOLECULES OF TIME AND DISTANCE ~ victor m. alonso

Every time the sun goes down
and the moon is intuited
in the shrill clarity of the infinite,
it happens that the enigma of your voice
transforms the celestial bodies
and the sky overflows with madness;
it is the hope
that the distant breath of your voice
engrave with fire in my soul;
because i know,
My Love,
that every time I speak of you in my silence,
whenever I think of you
and in the sounds that surround you,
the universe is renewed
and becomes different (better),
crazy of this passion
with which the unstoppable torrent of my blood
draws on the molecules of time and distance.

víctor m. alonso /april/2017/

Posted in Ensoñaciones, Mercedes Werner, Mis fotografías, Mis poemas | Leave a comment

horizonte nocturno/night skyline por víctor m. alonso

horizonte nocturno 

night skyline

foto y palabras: víctor m. alonso

solo

En medio de la multitud,

de los ruidos de esta urbe que no cesan;

es tu hueco vacío,

la esperanza que duele,

el anhelo implacable

de sumergirme

en el océano sexual

de tu inteligencia.

_____

alone

in the middle of the crowd,

othe noises of this city that do not cease;

Is your empty void,

The hope that hurts,

The relentless yearning

To immerse myself

In the sexual ocean

Of your intelligence.

(víctor m. alonso)

Posted in Artículos periodísticos | Leave a comment

la ventana de los sueños / the window of dreams por víctor m. alonso

20170129_205214

yo no sé si ustedes saben que el mar destruye todo lo que agarra a su paso; no sólo el mar físicamente, con sus marejadas, arruina las cosas que arrastra o embiste; es el aire marino, el desgaste de tantas y tantas noches, una tras otra, una tras otra, quien hace estragos en la piel de las cosas y los seres vivos. Una rutina que curte aun lo más tierno de nuestros mundos y nos enloquece de tristeza, de salitre, de nostalgia y anhelos…
es por eso que el hombre marítimo ha de hacerse duro por dentro, sobreponerse a los elementos y saber vivir con un corazón puro… y procurar no perder nunca la ternura
víctor m. alonso

I do not know if you know that the sea destroys everything that grabs its path; it is not only the sea physically, with its surges, that ruins the things it drags or charges; it is the sea air, the wear and tear of so many nights, one after another, one after another, who ravages the skin of things and living things. A routine that destroys even our most tender dreams and drives us crazy with sadness, nostalgia and longings …
That is why the maritime man has to become hard inside, overcome the elements and know how to live with a pure heart … and try to never lose tenderness
víctor m. alonso

20170129_205302

20170129_211710

Posted in Artículos periodísticos, Ensoñaciones, Fotografía, Mis fotografías, Mis poemas | Leave a comment

huella de silencio, por víctor m. alonso /03/enero/2017/

20161211_231449

huella de silencio, por víctor m. alonso

La huella del silencio,
eterna e invisible
como una quilla que corta el agua,
no ahoga tempestades.

Veo la mar encogerse y expandirse
dentro del espacio vacío
que hay entre tu pubis y tus dos
rodillas abiertas,
como pintado en lo interior
de la forma erótica
de tus piernas,
de la V sinuosa de tu piel.

Y arriba, tu cabello,
que vuela al viento
y juega con la raya tenue
del horizonte.

víctor m. alonso /03/enero/2017/

free translation

Footmark of silence, by victor m. Alonso

The footmark of silence,
eternal and invisible
like a keel that cuts the water,
does not drown storms.

I see the sea shrink and expand
into the empty space
between your pubis and your two
knees open,
as painted in the interior
of the erotic form
of your legs,
of the sinuous V of your skin.

And overhead,
your hair, that flies in the wind
and plays with the tenuous ray
of the horizon.

Victor m. Alonso / 03 / january / 2017 /

Posted in Ensoñaciones, Mis poemas | Leave a comment

MEDIADOS DE OTOÑO (3) – Víctor M. Alonso. Imagen: Mercedes Werner

Isla Negra

Mercedes Werner Mercedes Werner

Será la mar quien rija
los sueños y el delirio,
la sombra luminosa de la luna
cuando cae sobre su falda de agua
en esas noches del futuro
que ya tú sabes…
Porque el amor y el tiempo
se asemejan a un cuerpo cuando danza
en el tablado de los sueños,
donde se pierden las nociones
de ayer, mañana o siempre.

(Víctor M. Alonso, diciembre2013/-diciembre/2015/)
Imagen: http://mercedes-werner.tumblr.com/post/131621189154/ex-sindrome-stendhal-mercedes-werner

View original post

Posted in Artículos periodísticos | Leave a comment

Hidden Attic

Posted in Artículos periodísticos | Leave a comment

Mi Hermano… de Víctor M. Alonso

Isla Negra

Mi hermano Fermín.

Mi hermano.

La noche guarda olores en cofres olvidados,
océanos de sangre y de recuerdos,
los versos que se muelen con la piedra.
Hablamos de los años:
cronología infausta de pasos afligidos
la infancia es una sombra
que se tiñe de tiempo.
Sin manos ni autopistas que lleven al deseo
el cielo muestra a veces
su peor cara:
golpea las esquinas con la muerte.
Vil geometría
de anecdotario avieso:
cristal que rompe el tímpano
de la noche.

(A la memoria de mi querido hermano Fermín…)

San Fernando de Maspalomas, Gran Canaria. 26 de junio de 2.010

View original post

Posted in Artículos periodísticos, Ensoñaciones, Mis poemas | Leave a comment

oblivion, víctor m. alonso

Isla Negra

tumblr_of8jybb3ot1vvhv47o1_500la muerte crea espacios vacíos,
huecos sin final,
un destino
donde nadie espera.
como la sangre,
la muerte absorbe
todo el poder de la palabra
y enmudece
el sonido del universo.

víctor m. alonso

View original post

Posted in Artículos periodísticos | Leave a comment