LOS ÁNGELES DE AMSTERDAM (segunda continuación, tercera parte), Víctor M. Alonso Suárez.

untitledç´`

Van Gogh

LOS  ÁNGELES DE AMSTERDAM (segunda continuación, tercera parte)

Seguíamos viviendo lo que con el paso de los años llamamos LOS ÁNGELES DE AMSTERDAM. Otro personaje-autor del que evito su nombre (evitamos toda suerte de nombres en el relato), llegó a ver a su madre ingenua e infante, lo que representa a todas luces un artificio y distorsión del tiempo y del espacio.

El reloj en esos momento se detiene, mas no por falta de inercia interna o combustible vital, sino por ironía cronológica y locura.

Cuando aparece en la distancia borrosa de una línea recta una figura que reproduce vitalidad y ya fallecida. Cuando ves a tu propia madre muerta hace años que camina en un lugar en el que jamás con ella coincidiste, en el mal llamado presente temporal. Cuando esa escena no se desarrolla en espacio onírico; es evidente que te has vuelto loco. Hay que considerar además el agravante de que la figura progenitora se mostró en una época de su vida en que era imposible haber concebido hijo alguno, mucho menos un hijo que le triplica los años.

Hablaba ayer con otro de los coautores y narradores de esta pieza. Estamos seriamente consternados por el estado de salud de nuestro colega, y mucho nos tememos que pronto será carne de psiquiátrico.

Hace unos días recibí un email suyo que más ha contribuido a mi severa preocupación. Dice así:

<<Querido X:

Me siento como un águila real que sobrevuela el aire limpio de invierno de esta ciudad maravillosa.

Espero verte la semana próxima (evito citar día y hora –nota del autor-) en el “Bulldog Energy”; tengo algo realmente importante que hablar contigo.

Saludos, Y >>

Considerando que llevo muerto varias décadas y que fui enterrado y bien enterrado en tierras francesas, comprenderá el lector lo alucinante del escrito que copio. Parece evidente que nuestro amigo ha entrado en un estado de psicosis evidente y que en sus desafueros por reconstruir lo inconstruible ha perdido definitivamente la noción de toda realidad más o menos coherente.

En fin, los dejo y espero que saquen sus propias conclusiones. Ya les contaré del estado de salud de mi amigo, cuando me vea con él la próxima semana.

Víctor M. Alonso Suárez

En un lugar de Gran Canaria, 14 de Noviembre de 2.009

Imagen: http://1.bp.blogspot.com/_4RDF0MWtn98/SYnejbRsSmI/AAAAAAAAAS0/WWD7HKZhPHk/s320/untitled%C3%A7%C2%B4%60.bmp

Advertisements

About Víctor Alonso

Jazz, Literatura, Poesía.... aire rítmico que toque el alma en cualquiera de sus formas... lienzo, papel, sonido...
This entry was posted in Los Ángeles de Amsterdam, Mis notas y artículos, Mis poemas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s